Redacción de Cartas

La forma de comunicación tradicional más importante de una empresa ha sido siempre la Redacción de una Carta.

Una carta mal redactada, confusa, con errores e incluso con faltas de ortografía enviada desde su empresa, puede ocasionarle un grave deterioro de su imagen institucional.

La Redacción de Cartas debe estar siempre en manos de profesionales de la comunicación, o al menos supervisada por ellos. Nadie que reciba una carta mal redactada de su empresa, confiará en sus servicios, porque percibirá una imagen de baja calidad y servicios poco cuidados.

Enviar cartas bien redactadas le brindará mejores chances de éxito en los negocios. Tal vez usted ha tratado de comunicar un mensaje importante y se dio cuenta de que no puede expresarse de forma eficiente ni dinámica. Posiblemente usted quería redactar una carta de disculpa, una carta de queja o una carta para ofrecer sus servicios a otra compañía, y simplemente no pudo hacerlo. Al menos no de la manera correcta.

Nuestro servicio en Steven Traductores de Redacción de Cartas está pensado fundamentalmente para pymes y emprendimientos personales, que generalmente no cuentan con abundantes recursos para destinar a estos servicios, pero que de todas formas necesitan asegurar la correcta redacción de sus cartas y documentos, para causar una buena impresión a sus clientes y a las otras empresas con que trabajan.

No importa cuál es el asunto de su carta o el rubro de su negocio, tanto si es una carta profesional de ventas, una carta para una colecta de fondos, una carta de condolencias, una carta de agradecimiento… Podemos ayudarlo con todas sus necesidades de Redacción y Corrección de Cartas, y Redacción de Documentos, a un precio muy conveniente.

Usted nos dice cuál es la idea que quiere comunicar, y nosotros nos encargamos de redactar una carta, un folleto, un documento o un comunicado de prensa que dirá exactamente lo que desea transmitir.

Confidencialidad

Garantizamos el trato estrictamente confidencial de todos los documentos que nos envíe. No guardamos copias de los documentos o cartas de nuestros clientes. Cuando nuestro trabajo de redacción ha concluido, destruimos los originales y los borramos de nuestro sistema.

Lo invitamos a contactarnos, para así poder discutir más específicamente sus ideas y estudiar la mejor forma de llevarlas adelante.